1 de octubre de 2009

MICHAEL EMERSON: "NO SOY ESCALOFRIANTE"



Para muchos, el Emmy de Michael Emerson fue la validación última para su interpretación de uno de los personajes más escalofriantes de la televisión, el villano de "Perdidos" Benjamin Linus. Pero antes de que Emerson se dirigiese a Hawaii para actuar de nuevo escalofriantemente en el set, habló con PopEater.







"Siempre me da mucha vergüenza cuando la gente me dice que soy ese tío escalofriante", nos confiesa Emerson en exclusiva. "Puedo vivir con "siniestro", está bien. Pero "escalofriante" es como alguien a cuyo lado no te sentarías en una cena".

"Probablemente estoy siendo sensible sobre ello", admite. Una gran razón para esto es que la gente tiene problemas separando al veterano actor (casado con la adorable Carrie Preton de True Blood) de su escalofriante y siniestro personaje de televisión. "Mi esposa ve un límite muy claro entre quién soy y el personaje que interpreto", dice Emerson. "Linus la aterra. Ella diría 'no me mires como lo hace él'".

Los extraños pueden asustarse cuando ven a Emerson. "He hecho que la gente gritase y soltase lo que había en sus manos al yo entrar en algún sitio", dice Emerson. "El encuentro estándar es un chico y una chica caminando juntos, y cuando la chica me ve, sus ojos se llenan de lágrimas y se aferra al brazo de su chico, frunciendo sus labios para evitar llorar. Eso en verdad ocurre mucho".

Llevar un sombrero ayuda, según Emerson, quien nos cuenta que "resulta que mi identificativo más grande como Ben Linus es cómo mi pelo se pone de punta". Pero a veces incluso el mejor disfraz no consigue el truco. "Estaba en una calle en Honolulu, disfrazado, había pintado mi rostro como cun esqueleto.. un tío vino y me dijo 'Tío, me encanta tu trabajo'".

Gracias a Llegaron para quedarse