9 de noviembre de 2009

ENTREVISTA A JEFF FAHEY EN EL KAHALA HOTEL



A continuación, otra de las entrevistas que hicieron las chicas de Lostzilla a los actores de 'Perdidos' en su visita a Oahu. Esta vez le toca el turno a Jeff Fahey.






Jeff Fahey llega ataviado con una gorra y la barba afeitada, quitándose 10 años de encima con respecto al primer Frank Lapidus al que vimos junto a una vaca, pero con la misma mirada azul (no, no la de Zoolander). Transmite una tremenda sensación de relajación al contestar, y parece que está disfrutando al máximo de su experiencia hawaiana y del hecho de ser actor, algo con lo que se nota que es feliz, pues repite numerosas veces lo estupendo que es su trabajo.

Durante la presente temporada vivirá en Oahu (las dos temporadas previas volaba allí para rodar sus episodios, lo cual nos hace pensar que esta temporada saldrá más), y está sacando partido de lo que él mismo llama "el paraíso y el mejor papel que ha tenido nunca". Participar en algo con la calidad de Lost y su nivel de publicidad sabe que le abrirá puertas.

No esperaba volver a aparecer en Lost (en teoría le contrataron para 3 episodios), porque de esta serie no se espera nada, se deja llevar, es de los pocos trabajos en los que se puede permitir no saber nada, al contrario que algunos de los personajes principales. Para él es fantástico no saber la dirección que va a tomar el arco argumental, estando en buenas manos. Y no quiere siquiera intentar seguirlo, porque cree que con tantos saltos temporales, se volvería loco.

Dice que la gente le repite mucho por la calle su frase, ya mítica, de "We're not going to Guam" ("No vamos a Guam"). No ha recibido un entrenamiento especial para hacer de piloto, aunque ya había interpretado papeles similares en su carrera, y opina que si un piloto de verdad le viera, diría "¡No me extraña que se estrellaran! ¿Qué demonios hace?".

Se unió al casting en la cuarta temporada, cuando la serie ya era un éxito, y su bienvenida fue fantástica. Nunca había visto Lost antes, aunque había oído hablar de ella. Carlton Cuse le llamó por teléfono para explicarle de qué iba el argumento mientras él estaba en Venezuela, en una montaña a las afueras de Caracas, en mitad de una tormenta, y le explicó quién era el piloto y las tres primeras temporadas por teléfono. Agotó dos baterías de su teléfono móvil en la llamada.

Le argumento general le encantó, pero lo que realmente le atrajo del proyecto fue la gente. Cuando conoció a Carlton y Damon en Los Angeles fueron tan amables y claros en su forma de explicar las cosas, al igual que Jack Bender, que quedó encantado.




Según Fahey, preguntarle de qué trata Lost es como preguntarle de qué trata la vida. Además, prefiere no saberlo, por una vez en su carrera, se siente a salvo no sabiendo nada, y está llegando a ese punto en su trabajo y en su vida en el que sabe bastante, pero no quiere sobreanalizar todo, es mejor confiar en la máquina. Sabe que Lost hará historia en televisión y se alegra por las personas que trabajan tan duro para conseguirlo.

No sabe qué pasará con Frank, del que le gusta su integridad, y no quiere saberlo. Dice que ha muerto ya de muchas formas diferentes, así que espera que si le matan, sea de una forma nueva. Él interpreta al personaje, y añade algunas cosas de su cosecha, todo lo que puede, y los guionistas escriben su parte.

Cree que si le preguntaran al propio Lapidus qué opina de estar atrapado en una isla, él diría "Bueno, podríamos estar en Siberia". Podría ser peor. Eso es lo que le intenta dar al personaje, que cree que podría acabar siendo lo peor de lo peor, o un héroe menor de fondo.

Lo que más echará de menos cuando se acabe es a la gente: guionistas, actores, crew, directores. La eficiencia a la hora de dirigir el engranaje. El ambiente es muy relajado, aunque reconoce que no trabaja tantas horas como el resto ni tiene tanto diálogo que aprenderse, pero espera que se lo estén pasando tan bien como él. No se le ocurre nada negativo con respecto a su participación en la serie: es un gran trabajo y le gustaría que durara años. Es como llegar a participar en el derby de Kentucky: no importa si ganas, basta con estar allí.

No interpretaría a ningún otro personaje, porque cree que el resto de actores hace un trabajo fantástico... y nunca se había planteado cual es su personaje favorito en la serie, promete contestárnoslo en otro momento. ¿Y si pudiera viajar en el tiempo? Si pudiera volver al presente después, seguramente volvería al pasado, ya que el futuro está por venir y lo verá antes o después. Preferiría volver atrás a algunas épocas de la historia.

Hace un par de meses terminó de rodar una película con Robert de Niro y Jessica Alba, Machete, de Robert Rodriguez, con mucha comedia y acción.