5 de marzo de 2010

TEZCATLIPOCA Y QUETZALCÓATL



Gonzalo Casabella ha recopilado un poco de información acerca de un par de dioses de la cultura azteca, que quizás podrían encajar en la mitología de la serie.






Tezcatlipoca (“espejo negro que humea” o “humo espejante”) , en la cultura nahua (aztecas y otros pueblos mesoamericanos de habla náhuatl), es el señor del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre, origen del poder y la felicidad, dueño de las batallas, omnipresente, fuerte e invisible. Entre los nahuas, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca son dualidad y antagonía. Quetzalcóatl es llamado también Tezcatlipoca blanco en tanto que el color de Tezcatlipoca es el negro.

Leyenda

Ometéotl, el creador, el principio dual, masculino y femenino, en la cultura nahua, viviendo en el decimotercero cielo, engendró cuatro hijos: el primero fue Xipe (Tezcatlipoca rojo o Camaxtle), el segundo fue Tezcatlipoca negro, el tercero fue Quetzalcóatl (Tezcatlipoca blanco), y al cuarto le llamaron Huitzilopochtli (Tezcatlipoca azul o colibrí hechicero).
tez
En una de las leyendas nahuas del origen del universo, Tezcatlipoca y Quetzalcóatl originaron al mundo. Existía solo un océano primigenio, donde únicamente vivía el monstruo de la tierra, Cipactli, Tezcatlipoca ofreció su pie como señuelo, y el monstruo de la tierra emergió y se lo comió. Entonces, Tezcatlipoca y Quetzalcóatl se apoderaron de él, y lo extendieron para convertirlo en la tierra. Sus múltiples ojos se convirtieron en estanques y lagunas, y sus fosas nasales son las cuevas. Para resarcir el daño que le hicieron al monstruo de la tierra, Tezcatlipoca exige ofrendas humanas, consistentes en dar de cada uno lo mejor de sí, alcanzando la trascendencía a través de la acción y la preservación de la naturaleza.
Entre los toltecas, era un protector transformador que descendió del cielo a la tierra valiéndose de una tela de araña, para destruir la obra de Quetzalcóatl, a quién se le apareció bajo el aspecto de un viejo que le ofreció el brebaje de la inmortalidad, pero éste era en realidad una bebida enloquecedora.

Los espíritus de los muertos debían presentarse ante Tezcatlipoca para recibir su sentencia vestidos con una piel de ocelote y con un yugo de madera al cuello. Antes de entrar en el reino de la muerte, la morada de Mictlan, eran sometidos a varias pruebas.

Caracterización


Sus representaciones eran pintadas con un tipo especial de tintes con reflejos metálicos. Solía aparecer representado con una franja negra en el rostro y un espejo de obsidiana en el pecho, donde veía todas las acciones y pensamientos de la humanidad, y del cual brotaba un humo que mataba a sus enemigos. La condición de espejo resume a Tezcatlipoca, los contrastes y dualismos presiden todas sus funciones, Tezcatlipoca también es representado con una franja negra en el rostro y en una pierna muestra un hueso expuesto donde debería estar el pie, como un jaguar, el que va al corazón de la montaña (Tepeyolohtli), fuerza interna de la Madre Tierra, el sol nocturno. Su emblema es un cuchillo de obsidiana, que representa el viento negro y cortante, como las palabras que desarmonizan el entorno y la comunicación cuando no se emplean adecuadamente.

Tezcatlipoca es, señor del lado norte del universo, que se identificaba con el Mictlán, región del reposo, y se llama Mictlampa, rumbo de los muertos. Se asocia con el color negro, con la imagen del Técpatl o cuchillo de pedernal, lo preside Yayauhqui Tezcatlipoca (Oscuro espejo su esplendor). El norte es una región árida por donde soplan los vientos fríos.

Tezcatlipoca, tenía la habilidad de conocer los pensamientos y los sentimientos, además de ser omnipresente. Es el guerrero del norte, representa el cielo nocturno, la luna y las estrellas. Es llamado "noche y viento, el arbitro, el que piensa y rige por su propia voluntad". Es el dios de la noche y la tentación. Una de sus características más relevantes es poseer la juventud eterna, por eso era llamado telpochtli (el siempre joven). Es invisible, virtud por la que se lo creía omnipresente. Se le atribuye además el nombre yáotl (el enemigo), como la creación del aire y la música (en una mano porta flechas, en la otra una flauta). Es el dios que da y quita la riqueza, es el protector de los esclavos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja ese anuncio sale en los simpsons en el capitulo de "el hijo de Burns"

Pruebe la comida al estilo QUETZALCÓATL

jajaja muu weno!

Anónimo dijo...

muy bueno encaja mucho!

Anónimo dijo...

bastante curiosa la verdad...

deadlypoison dijo...

A decir mucho, no entendí demasiado... pero es interesante.

Lils dijo...

Si, claro. Si buscamos analogías las habrá, en todas las cosmovisiones, en todas las culturas, en todas las religiones, de todos los tiempos están representados el lado oscuro y el lado claro en los distintos dioses o semidioses y sus atributos son casi universales. Desde la cultura judeo cristiana hasta la cosmología maya, azteca, inca, egipcia, hindú, la polaridad es el tema central, pues vivimos en un universo dual. Nada nuevo en esta analogia, quizás el tema del humo, pero no más.
Saludos!

Anónimo dijo...

Eso es verdad, el dualismo es una caracteristica de muchas creencias, como el maniqueismo. Bien vs Mal, etc.

Vanessa dijo...

Tezcatlipoca, Alpert-el siempre joven!!
me encanta! ^^

DemiuM dijo...

Me parece curioso que yo no sea el unico que haya caido en la teoria de Humo negro = Tezcatlipoca :)

Cai en la cuenta de eso al ver el parecido enorme que tenia el templo de los otros con una piramide maya en la 6º temporada. Supongo que se habran inspirado en Tezcatlipoca para crear al humo negro.