15 de marzo de 2010

REBECCA MADER HABLA PARA "WHAT'S ON TV"



La actriz Rebbeca Mader habla sobre la sexta y última temporada d 'Perdidos', serie en la que interpretó a la antropóloga británica Charlotte Lewis. Rebecca habla de lo que supuso ese papel para ella, de lo que sintió cuando descubrió el destino de su personaje, y de sus futuros trabajos. Tras el salto, la entrevista. Cuidado, contiene algún spoiler.







¿Qué puedes contarnos de cómo vuelve Charlotte?

No está en la isla, eso puedo decírtelo, pero no puedo decirte con quién interactuará, porque realmente lo spoilearía. Ella está en mejor estado que cuando se fue, eso está claro, aunque no era difícil. Estoy muy emocionada porque es muy diferente de lo que la gente ha visto antes, y creo que les gustará verla en un nuevo ambiente, y no cubierta de barro y sangre o con esos vaqueros y camiseta que vestí durante año y medio.

¿Cómo te sentiste cuando te mataron?

Me sentí mal y decepcionada, porque sentía que la historia de Charlotte no había alcanzado conclusión. Lo estaba pasando genial y no me sentía preparada para irme. Terminé hace tiempo, y desde entonces he hecho 4 películas, he trabajado con mucha gente y he tenido experiencias increíbles. Fue una bendición disfrazada en cierto modo, y ahora puedo volver. ¡Todo salió bien al final!
¿Qué te gusta de Charlotte?

Bien, siempre es genial interpretar a alguien increíblemente fuerte e inteligente que salta de helicópteros y lleva pistolas. Es un trabajo de ensueño interpretar a una Indiana Jones como esa.
Como inglesa, ¿fue bueno interpretar con tu propio acento?

Oh, sí, definitivamente. El personaje iba a ser americano originalmente, pero supliqué a Damon y Carlton que la dejasen ser inglesa.

¿Hay un sentimiento diferente en el set ahora que todos saben que es el final?

Creo que todos se sientan a intentar descubrir cuál es lo siguiente. Muchos están felices, pero es agridulce. Están listos para seguir adelante, pero también va a ser difícil porque llevan seis años juntos. Es un tiempo muy largo trabajando juntos, así que va a ser realmente triste decir adiós.

¿Te llevaste algún recuerdo del set?

Pregunté al departamento de vestuario si podía llevarme los vaqueros de Charlotte, pero sólo los que no tenían sangre y barro. También me llevé la chaqueta bomber verde que tenía al principio, cuando saltó del helicóptero. Me encantaba, era genial.

¿Cómo te gustaría que acabase la serie?

Me gustan los finales felices, así que eso es lo que quiero en mi mundo ideal. Espero que encuentren un modo genial de hacer un final feliz que no sea realmente azucarado. El peor final sería decir que todo fue un sueño. Habría disturbios.

¿Qué tal se te da guardar secretos?

No nos hacen firmar un contrato de confidencialidad ni nos dicen qué podemos o no podemos decir. Simplemente uso mi sentido común para no meterme en problemas. Además, no quiero estropeárselo a los fans. Ellos fingen querer saberlo, pero entonces dicen que se lo estropeaste si se lo cuentas. Es mejor callarse la mayoría del tiempo.

¿Hay algo malo en trabajar en Hawaii?

Hawaii es maravilloso. Para alguien que trabaja en California, es un poco más caluroso, y con más montañas. Pero para una persona inglesa, es el paraíso, la antítesis de Cambridge, donde crecí. Siento algo de nostalgia a veces, ¡pero lo supero!

¿Qué extrañas más de inglaterra?

La gente, obviamente, y la tele. Mi mamá me manda emails con todas las actuaciones de "The X Factor" para que pueda sentirme implicada, y entonces discutimos quién es mi favorito, y ella vota por mí".

¿Qué es lo próximo para ti?

Acabo de hacer una película realmente divertida llamada "Mother’s Little Helpers" con Kathryn Morris de "Cold Case" y Denise Richards. Trata sobre unas mujeres casadas que son miserables, y unos adolescentes que crean un servicio de escolta para ellos. Es realmente tonta y divertida.

Gracias a Llegaron para quedarse