17 de diciembre de 2009

EL CONSEJO DE LOS SABIOS DEL "FRIKISMO"



Actualizado con la parte 2 y 3
[La siguiente conversación tuvo lugar el 24 de septiembre de 2009. La segunda temporada de "Fringe" se había estrenado una semana antes, y el piloto de "Flash Forward", una de las grandes apuestas de la ABC, que trataron de vendernos como la sucesora de "Perdidos", se estrenaría esa noche.]






PARTE 3

Bryan Burk: El desafío que Damon y Carlton tienen, a pesar de que lo sabían y llevan hablando de ello mucho tiempo, es llevar esto al final. Hay mucho sobre sus hombros.

Alex Kurtzman: Oh, Dios mío. El final de una serie de la que se hablará dentro de 50 años, que será recordada no sólo por cómo empezó, sino por cómo terminó.

Carlton Cuse: El desafío real es dónde nos esconderemos cuando termine.

Damon Lindelof: Es sólo... ¿será una moraleja, o será, "Esto es como debe hacerse"? Cuando "Lost" empezaba a prepararse, la serie que siempre era referenciada era "Twin Peaks".
Kurtzman: Eso es muy divertido. Lo mismo para "Fringe".
Lindelof: ¡Pero nunca fue bueno! Era siempre como una moraleja, y lo que yo siempre quería decir es, ""Twin Peaks" tuvo 32 episodios. Lleva fuera de antena 17 años. ¡Y le tenéis tanto miedo que no dejáis de traerla a la memoria!" El legado de "Twin Peaks", a pesar de que no acabó bien, al menos, es un punto importante en la cultura. ¿Cuántas series pueden decir eso?

Kurtzman: ¿Ese es tu recuerdo, que acabó mal?

Lindelof: Así es como nos la referenciaban.

JJ Abrams: Lo más atrevido que hicísteis fue que forzásteis a la cadena, para conseguir que os permitiesen acabar en seis años. El hecho de que acabéis la serie cuando debe, y no dos años después de lo que debería, para mí, ese es el legado de la serie, lo que prevalecerá.

Cuse: Creo que esa es realmente la lección de "The X-Files" y "Twin Peaks", pero principalmente de la primera. Si "X-Files" hubiese acabado tras el quinto año, su legado hubiese sido diferente. Realmente fue manchado por esos últimos años. Es desafortunado, porque creo que Chris Carter quería hacerlo de cinco años, y ellos le dijeron, "Está bien, vete, pero nosotros seguiremos haciendo la serie". Y ciertamente entiendo que no quisiese abandonar su creación, pero ya sabes, la serie se hizo demasiado larga. Y "Lost" es también una historia. Si estás haciendo "Grey's Anatomy", puedes hacer 14 años y no pasa nada, siempre puedes meter y sacar personajes del hospital. Pero "Lost" es una historia, sobre esta gente que se estrella en una isla. Tiene un principio y demanda un final. Y estábamos haciendo episodios en la tercera temporada de la serie, no sabiendo si tendríamos que hacerlo durar dos o nueve años, así que empezamos a hacer episodios como, "¿Cómo consiguió Jack sus tatuajes?". Bien, estaba volando una cometa en Thailandia. Nos dimos cuenta de las limitaciones de ese tipo de serie en particular, necesitaba acabar. Así que se convirtió en una misión crítica para nosotros. Fue un increíble alivio llegar a un acuerdo con la cadena. Y entonces, sentimos que la serie realmente cambió a otra velocidad, porque a ese punto, podíamos realmente mapear la mitología con el tiempo que nos quedaba para contar la historia, y eso marcó la diferencia.

Lindelof: Estábamos siendo cautelosos, porque ya dabes, escribimos ese piloto, al vuelo, y ellos dijeron, secencialmente, "¿cómo va a mantenerse? ¿Cómo va a continuar?". Y nosotros como, "No es... no es para siempre, tienes razón". Eventualmente, incluso Gilligan, el Profesor y esos tíos, salen de la isla. Con la ayuda de los Harlem Globetrotters.

Burk: ¿Salieron de la isla? ¿O la serie simplemente acabó?
Lindelof: Bien, la cancelaron. Entonces hicieron una película para la TV en la que salían de la isla. Y volvían a ella y contruían un hotel.

¿Cómo de difícil fue convencer a la cadena de que os dejase acabarla?

Cuse: Creo que lo reconocieron en cierto punto. Bien, creo que estaba claro. Tuvimos la discusión de que los flashbacks se estaban volviendo realmente limitados, y comenzamos a hacer episodios donde, ya sabes, era aparente que los flashbacks eran realmente limitados. En la tercera temporada hicimos episodios que creo que no daban la talla, basado en el hecho de que estábamos estancados. Tuvimos a los personajes encerrados en esas jaulas, y después, mirando atrás, Damon se dio cuenta de que eso fue porque nosotros nos sentíamos enjaulados. En ese punto, todo el mundo se dio cuenta, "Vale, es mejor para la serie anunciar una fecha de final". Es como JK Rowling diciendo que habría 7 libros de "Harry Potter". Al anunciarla, la gente entendió exactamente cuál sería su compromiso. Estamos agradecidos de que Steve McPherson y Mark Petowitz, de la ABC, estuviesen dispuestos a tener esa conversación, que se alargó durante años, pero la propia conversación se llevó la mejor parte de toda la tercera temporada.

Lindelof: La conversación, para mí, empezó justo después de rodar el piloto. Había días que iba a donde JJ y Bryan diciendo, "Mira, hay sólo una cantidad de cosas que podemos hacer en la isla. Sólo hay cacerías de jabalíes limitadas, sólo hay unos flashbacks limitados que podemos hacer". La idea de necesutar generar una narración cada semana desde esta premisa era tan liminante que nos hacía sentir como si fuésemos una miniserie de 13 episodios estirada para hacer 24 o 25.

Teníamos, básicamente, una temporada entera sobre ellos intentando entrar en la escotilla. Y entonces, en la segunda temporada, una vez entraron, Carlton y yo nos sentábamos delante de cada guión, y era como, "¿Y ahora qué?". Hasta que supimos que la serie acabaría, no podíamos realmente trabajar con vistas a nada. Sabíamos que la historia era simple. El comienzo era, "Esta gente llega a una isla y no saben por qué". El segundo acto es, "Algunos escapan". Y entonces al final de segundo acto, esa gente es arrastrada de nuevo a la isla, y el tercer acto ya es el cierre. Y es como, no podíamos avanzar hasta el segundo acto, cuando alguna gente salía de la isla, hasta que no tuviésemos una fecha de finalización.

Le decía a quien quisiese escuchar cómo necesitábamos una fecha final para la serie. Pero todo lo que nos decían era, "Tíos, acabáis de ganar el Emmy. Los guiones son buenos. Tenéis buena audiencia. ¿De qué coño habláis? No hay nada mal". Creo que mirábamos adelante, y decíamos, "Para salvar la serie, necesitamos anunciar una fecha de final ahora, mientras la serie sigue sana, porque si esperamos a hacerlo a que la serie esté mal, parece que estás jugando una defensa opuesta a la ofensa". Así que lo medimos, creo, correctamente. Pero no escribimos esos episodios como prueba. El hecho de que conseguimos salir adelante durante dos años, que hicimos 48 horas de "Lost" sin sacar a nadie de esa jodida isla, es un milagro. No sé cómo pasó.

Roberto Orci: ¿Cuánto duró "Gilligan"?

Lindelof: Cuatro años. Pero eran episodios de media hora.

Burk: Es como si fuesen autores que estuviesen escribiendo un gran libro al que no permiten terminar.

Orci: Lo que intentamos decir es, lo tenemos difícil.

Lindelof: Creo que la fecha de final sació la ansiedad de la gente de si nos estábamos sacando la serie de la manga. Lo cual tuvimos que hacer, en cierto punto. Era como, "Vale, ¡metámoslos en jaulas! ¡Presentemos nuevos personajes en la playa!". Hagamos esto, hagamos lo otro. Tuvimos que hacer todo lo que pudimos para generar historia, cosas que no eran nuestro plan original, porque estábamos en un modo estancado. Habíamos hecho cada pieza de narración posible sin dejar que la gente saliese de la isla, y una vez has hecho eso, te diriges a la inevitable conclusión.

Orci: Quizá "Fringe" necesita una fecha de finalización. Pero por supuesto, con nuestras audiencias, si pedimos una...

Abrams: ¡Podría ser hoy!

Orci: "Por supuesto. ¿Te vale la semana que viene?"

Burk: "¿Puedes ponerte a recoger tus cosas ahora mismo?"

Abrams: "¡Escucha, necesitamos fecha de final!" "¡Mañana! ¡Ahí la tienes!"

Lindelof: Me pregunto su podrías vender una serie a una cadena y decirles, "Esta serie sólo durará tres años", sin parecer un completo gilipollas. Porque estás asumiendo que durará tres años. Una serie solo existe por gracia de la audiencia.

Abrams: Sí, pero cada serie comienza con ese salto de fe, el pensar que va a durar.

Lindelof: Cierto...

Abrams: Nunca te metes en ello pensando que va a fracasar. Pero el genio de lo que hicísteis, tíos, con eso pintásteis el cuadro perfecto. Tras ganar el Emmy, tras conseguir esas audiencias, estar en esa posición con la que todos los productores sueñan... literalmente, la idea de discutir el propio final... eso no pasa. La locura es que vosotros, usando todos los medios posibles, convencísteis a la cadena de lo impensable.

Estáis trabajando en la última temporada. ¿Cómo de cercano es el final que estáis haciendo al que teníais planeado originalmente?

Cuse: La mitología era como una conversación en evolución. COmenzó al escribir el piloto, y continuó durante la primera temporada. Y obviamente sólo fue cuando salieron las audiencias del piloto, y de los episodios siguientes, cuando se hizo aparente que la serie iba a durar un tiempo, y comenzamos a cocinar la mitología para que durase a largo plazo. Ya sabes, lo vemos como si hubiese estos puntos a los que hay que ir llegando. Estás viajando a New York, pero sabes que tienes que parar en el Rock & Roll Hall of Fame Museum en Cleveland, e irás a Lake Michigan, y vas a ir a Wall Drug en South Dakota. El proceso de llegar allí es uno de descubrimiento. No sabemos cuántos episodios llevará llegar a Wall Drug, o si tomaremos la interestatal a través de Chicago o las carreteras rurales a través de Michigan para llegar allí... y esa es la parte divertida de la televisión. La serie marca el ritmo y la direcciónm de la historia, pero sabemos que llegaremos a ese punto. Vamos a acabar la serie exactamente donde creímos que lo haríamos. Ciertas cosas de los personajes pueden haber evolucionado a lo largo del tiempo, pero la imagería final real es algo que discutimos hace mucho tiempo, y allí es donde terminaremos, al final de la temporada.

¿Y eso será cómo, exactamente?

Cuse: Buen intento.

Lindelof: No sé cuál será el legado, pero creo que habrán dós reacciones al final de "Lost". La primera será en los meses siguientes, y luego habrá otra, dentro de cinco años. Creo que será salvajemente diferente. Cuando piensas sobre "The Sopranos", por ejemplo, o "Seinfeld", la conmoción que hubo inmediatamente tras el final en las semanas siguientes, contra el modo en que se las mira ahora. "Twin Peaks" es otra. El único legado que me importa es el de dentro de cinco años. Mi esperanza personal es que la gente recuerde la serie como una experiencia en vez de como una serie. ¿Cómo te sentías cuando veías "Lost", cuando estaba en el aire?. Es como "Harry Potter". Mi hijo tiene tres años, y cuando le leo esos libros ahora, hay siete de ellos ahí, en la estantería, y es como ver una serie en DVD. Acabas un libro, vas directo al siguiente. Pero es diferente a la sensación de anticipación que experimenté ente libros, esperando al siguiente, hablando con los fans. Con suerte, el legado de esta serie será que era como una demostración, en términos de probar que la audiencia televisiva mundial era más sofisticada e inteligente de lo que se creía. Y ya que hablo de esto, sin internet, no creo que la serie hubiese existido.

¿Crees que ha descreditado creencias de la industria sobre quién vería una serie como esta? Obviamente tenéis vuestros seguidores frikis hardcore, pero no se habría hecho tan grande si no hubiese alcanzado a gente fuera de la audiencia tradicional de ciencia ficción.

Lindelof: Claramente vendieron la serie en la premisa de no tener ciencia ficción, que es que un avión se estrella en una misteriosa isla. Aún del modo en que vendieron la serie, no sólo mostraron el accidente, sino que también mostraron el monstruo. En las promos se los vio de pie en el ala del avión escuchando el ruido en la selva, así que al menos, decía, "Podría haber algo un poco extraño en esta serie".

Cuse: Lo que es extraño es, hay muchos productos de ciencia ficción entre las mejores películas de todos los tiempos, y aún en televisión toenen miedo de ello. Espero que otro legado de "Lost" es que probará que puedes hacer series de ciencia ficción en TV y tener una gran audiencia.

¿Por qué tienen miedo de la muerte de las series de ciencia ficción?

Orci: Es difícil que lo hagan bien.

Abrams: Es realmente difícil.

Cuse: Una de las cosas que dice J.J., la cual siempre he encontrado inspiradora es, "Toma una buena idea 'B' y hazlo con ejecución 'A'". Parece simple en teoría hacer eso, pero es realmente difícil de conseguir.

Abrams: Vosotros, tíos, hacéis que parezca fácil. Es difícil hacerlo en una película, sólo hay que ver cuántas películas malas de ciencia ficción hay. Pero la TV es una bestia sin compasión. COn la constante necesidad de alimentar la máquina para que siga en marcha, para tener una serie que sea dramáticamente exitosa, y tener elementos de ciencia ficción, es casi imposible. Es difícil de hacer. Incluso Rod Serling no pudo hacer una versión de una hora de "Twilight Zone", a pesar de que lo intentaron por un tiempo.

Lindelof: La respuesta que te daría una cadena si le preguntases por qué está tan asustada de la ciencia ficción, bien, dirían, "No tenemos miedo de ello", pero si les apuntas con una pistola, te dirían que es porque las mujeres no ven ciencia ficción. A las mujeres no les gusta, y las mujeres son la mayoría de la audiencia televisiva. Las mujeres controlan el mando. Creo que es una falsedad, pero más importante, cuando nos sentamos el primer día a hacer "Trek", una de las primeras cosas de las que hablamos es, "¿cómo hacemos que nuestras esposas vean una película de "Star Trek"? ¿Y cómo haremos que les guste?. Y hablamos de ello todo el tiempo en "Lost". Ciencia ficción o no, ¿podemos hacer que alguien llore en este episodio? ¿Podemos enganchar emocionalmente a la audiencia? Así que los momentos sobre los que piensas más en "Lost" no son momentos de ciencia ficción. Piensas sobre la muerte de Charlie, o la partida de la balsa, o ellos entrando en la escotilla...

Burk: Claire dando a luz mientras Boone muere...

Lindelof: Sí. Hay un momento enormemente ciencia ficción en la primera temporada de "Fringe", cuando Walter está de pie ante la tumba de Peter Bishop. Pero es muy emocional. Es totalmente ciencia ficción, porque Peter Bishop está por ahí dando vueltas. Le hemos visto vivo toda la temporada. Es una premisa totalmente ciencia ficción, pero estás obteniendo pura emoción de ella. Y eso es lo más difícil de hacer. Creo que es por lo que "Alias" funcionó tanto tiempo. No era sobre Sidney Bristow dando hostias, es sobre una chica que trabaja para su padre, quiere hacerle sentir orgulloso, y tienen esa extraña relación, y entonces está ese otro tío que de algún modo es como su padre espiritual, y es el villano. Esas emociones, hacer que Sydney llore, y vincularlo a la audiencia, eso es realmente la clave, lo que nos hace gravitar en torno a ello. Usamos la ciencia ficción como género, pero estamos usando el mismo tipo de narración que hace que un drama tradicional funcione.

Así que vale, tenéis el final hecho. ¿Cuánto hasta que salga la película?

Lindelof: Mierda...

Abrams: ¿Cuánto más necesitas?

Lindelof: Es una pendiente peligrosa, pero pienso que requiere que Carlton y yo respondamos. Mi respuesta es...

Burk: "¿Cuánto nos pagarán?"

Lindelof: Tenemos que diseñar la última temporada de la serie, y el episodio final, para ser al 100% un final. Pero dejar lazos sin atar, o algunas historias sin resolver, o respuestas sin dar para que la audiencia pague 14 dólares para ir al cine y recibirlas, sería un tortazo. Sería una traición en todos los niveles.

Abrams: Diciembre de 2012.

Lindelof: Queremos hacerlo muy complicado para quien quiera intentar hacer una película sobre "Lost". Esa es mi respuesta. Esta historia es sobre esos personajes. Empieza cuando se estrellan, y acaba cuando acabemos. Si hay una franquicia después de eso, quien sabe, pero al contrario que Chris Carter, quien dijo que quería hacer las películas de "X-Files", o "24", que dijeron, "Queremos películas de Jack Bauer", nosotros hemos dicho siempre que queremos que este sea nuestro final.

Julia Louis-Dreyfus contó ese chiste en los Emmy Awards este año, sobre el último año de la televisión en abierto. Es obviamente un poco prematuro, pero las cosas parecen ir en esa dirección. Una de las cosas que convierte el ver "Lost" en una experiencia es que puede haber sido uno de los últimos fenómenos de masas generados por la televisión en abierto. ¿Pensáis que nos acercamos a un punto en el que la gente no será capaz ya de hacer una serie como esta, que demanda un alto coste y mucha atención de la audiencia, en una cadena pública?

Burk: No creo que vayan a gastar el dinero que ahora gastan en estas series grandes del mismo modo. Pero siempre hay lugar para crear historias. La pregunta es, ¿cuánto costará? ¿Cómo lo harás? ¿Dónde lo mostrarás?

Lindelof: Ahora mismo, jueves por la tarde, hay una respuesta, y mañana a la mañana, cuando salgan las audiencias del piloto de "Flash Forward" (Que se estrenaba esa noche), tendremos otra. La gente nos dice a Carlton y a mí, "¿Creéis que podríais vender "Lost" hoy en día?". J.J. y yo no vendimos la serie. No entramos a una sala y dijimos, "Hey, tenemos una idea". "Flash Forward", creo, sí se vendió. Es una serie de ciencia ficción muy serializada con muchos personajes. Es mucho más ciencia ficción en su premisa de lo que lo era "Lost". "La gente se desmaya durante 2 minutos y 17 segundos, ven un retazo de su propio futuro, y toda la serie gira sobre si pueden evitar o no ese futuro". Eso es una premisa de ciencia ficción desde el hueso. Y la vendieron. Y desde donde yo entiendo, a pesar de que aún no he visto el piloto, la cadena gastó muchísimo en ello. Así que las cadenas creen que aún pueden jugársela así. Pero si mañana las audiencias son malas, si se estrella, la historia será,"Es la muerte de las grandes producciones de ciencia ficción". Pero si hace un buen número, como todos creemos que hará, entonces será como, ¿por qué no se puede hacer "Fringe" en HBO? ¿Por qué no se puede hacer "Lost", con 13 episodios por temporada, en Showtime?

Kurtzman: Habríais preferido eso.

Lindelof: Sí. Menos es más. Y podríamos haber mostrado desnudez, lenguaje explícito... ahora que ya no se puede ver televisión con orejas de conejo, explícame la diferencia entre ABC y Showtime, aparte del modelo financiero, en una basado en suscriptores y en la otra en afiliados.

Burk: Habían tres cadenas cuando crecíamos. Estábamos hablando con un actor, que tenía una serie hace años, que conseguía un 50 de share.

Orci: ¡Cancelado!

Lindelof: Trabajamos con este tío en "Nash Bridges", que había trabajado en "Remington Steele". Y cuando recibimos las audiencias, que eran buenas, la razón por la que la serie terminó fue completamente diferente, él dijo, "¡Cancelaron "Remington Steele" con un 28 de share!". Porque todo lo que tenía menos de 33 era considerado un fracaso. Si sólo hay tres cadenas, deberías tener al menos un tercio de la audiencia. "Remington Steele" fue cancelada con mejores audiencias que "American Idol".

Burk: Mira, esto pasa todo el tiempo. Crecimos viendo comedias. La comedia era el rey. Y ahora sólo hay un puñado de ellas. Todo es muy cíclico. Estoy seguro de que habrá otra serie tras "Lost" que inspire este fervor, en internet y en todos sitios.

Lindelof: Cuando salió "Lost", ese año, estaban también "Desperate" y "Grey's". Va por rachas.

Abrams: ¿Negoció Cherry un final?

Lindelof: ¿Qué?
Abrams: ¿Negoció Cherry un final para "Desperate"?

Lindelof: Creo que era un farol... me parece que...

Cuse: Dijo una vez que quería hacer 7 años, pero creo que ahora está dispuesto a seguir.

Burk: Acabarán en 2018, no importa lo que pase.

Lindelof: Esa serie va a ser la jodida "Desperate Golden Girls"



PARTE 2

Para el final de la primera temporada de "Fringe", introdujísteis la trama de la realidad alternativa. Ese era un giro que inicialmente habíais planeado guardar para la tercera o cuarta temporada, ¿verdad?

Alex Kurtzman: Es cierto.

Roberto Orci: Ese era otro caso de querer jugar el juego.

JJ Abrams: Sabíamos que íbamos a hacerlo, simplemente no pensábamos que lo mostraríamos tan pronto.

Kurtzman: Pasamos mucho tiempo hablando, antes de que empezásemos a escribir una sola palabra del piloto, sobre varias ideas, y lo que el mundo era. Sabíamos que finalmente queríamos revelar que había un universo alternativo, y aprendimos, de "Lost", cómo de importante era plantar un estandarte con tus intenciones. Pero nuestro pensamiento, si lo recuerdo, era que no lo haríamos hasta el final de la temporada 3. Simplemente daríamos pistas por un tiempo. Pero creo que como resultado de acelerar la marcha de la serie...

Abrams: La serie ha estado hablando sobre esas cosas, pero de este modo oblicuo, termina siendo molesto, y se sentía como que nada lo sustentaba. Así que era como, "Joder, hablemos de qué es esto". De otro modo, estaríamos haciendo referencia a algo que, o la gente ya habría descubierto para entonces, o no les importaría porque estaríamos cancelados (Risas).

Kurtzman: Y marcó una diferencia, porque una vez que nos habíamos comprometido con nosotros mismos a revelar eso al final de la temporada, pudimos realmente empezar a jugar actuvamente con las piezas para hacer que la audiencia se preguntase las preguntas correctas, así que cuando llegó la revelación, fue, "Oh, así que todo iba sobre eso".

La gran revelación es que William Bell tiene una oficina en el World Trade Center, el cual, en la realidad alternatica, está aún en pie en 2009. ¿De quién fue esa idea?

Abrams: De toda la sala. Pero recuerdo, me la dijeron, y dije, "Oh, Dios mío, ¿Podemos hacer eso?".

Kurtzman: Mi reacción fue, "No puedes hacer eso".

Damon Lindelof: Yo tuve la misma reacción. Fue como, "buena suerte con eso".

Abrams: Fue un modo muy impactante de revelar que ella no estaba en este lado.

¿Hubo conversación sobre si era muy pronto para usar esa imagen de este modo?

Kurtzman: Definitivamente.

¿Crees que la gente mirará a esta serie y lo verá como un producto de este momento de la historia, como se achaca la paranioa de "The Twilight Zone" a la guerra fría?

Abrams: Estoy seguro de que lo harán. ¿Puedes señalar una serie de las últimas cuatro décadas con la que no puedas hacer eso? Cada serie parece un resultado de su contexto.

Lindelof: Esta historia se ha contado un millón de veces, así que no la contaré de nuevo, pero la idea de hacer una serie sobre un accidente de avión que se estrella en una isla no fue nuestra. Fue de Lloyd Braun de la ABC. Estaba buscando un modo de hacer que eso funcionase. Así que la idea que, ya sabes, esto era en 2004, tres años después del 11-S, la idea de mostrar un avión estrellándose e una serie, la pregunta de si la audiencia estaría preparada para dejar que eso entrase en su sala de estar... todo eso no se nos empezó a preguntar hasta que comenzamos a hacer prensa tras el piloto. Obviamente pusimos cosas en el piloto, como que Sayid es Irakí, pero intentamos hacer una serie apolítica. Creo que la idea realmente interesante detrás de "Fringe", y primero de "The X-Files", es que hay un mundo en el que el gobierno sabe sobre todo aquello que tú desconoces, y esa gente está investigándolos. Pero por alguna razón, "Fringe" parece más ciencia ficción que "The X-Files".

Carlton Cuse: Tenemos ciencia y tecnología como girando fuera de control ahora mismo, y creo que la serie cuestiona la idea de que debemos abrazar todo eso como bueno. Creo que es muy complejo. Las preocupaciones de la gente sobre los avances sin regular en la ciencia y la tecnología... eso es un miedo cultural genuino que la serie aprovecha.

Y parece como, al ser una serie de ciencia ficción, eres libre de acceder a esas ansiedades de formas que no puedes en un drama estándar.

Kurtzman: Definitivamente. Porque todo siempre resulta como alegoría o metáfora. Una de las reglas que siempre hemos tenido desde el principio, con "Alias", fue nunca hacer política del mundo real. Puedes sentirla, hablar de ella, pero...

Abrams: Una vez mencionamos a Bin Laden.

Kurtzman: Y estabas como, "Lo odio"

Abrams: Estaba como, "Esto es un puto error".

Lindelof: Es por lo que en "24" nunca se identifica el partido del presidente.

Kurtzman: Lo cual es muy inteligente.

Lindelof: Es como, asumes que David Palmer es un Demócrata, pero ellos nunca usan las palabras "Demócrata" o "Republicano", incluso aunque la serie está escrita por completos demagogos derechistas.

Kurtzman: Incluso "The West Wing" inventó paises de oriente medio. Como "Qumar".

Lindelof: ¿Harold and Kumar?

Kurtzman: ¿Qué?

Lindelof: Hey, ¿puedo preguntar algo? El otro día puse el episodio de "Fringe". Lo primero es, se ve una televisión y aparece "The X-Files". Pero entonces, la segunda es, cuando Broyles comparece ante la comisión, ¡el tío delante de él menciona "The X-Files"! No dice "The X-Files", pero sí algo como, "The X-Division before you", o "The files coded X", o algo así.

Es divertido, iba a hacer la misma pregunta.

Abrams: ¿Preguntas si tienen lugar en el mismo universo?

Lindelof: Bien, no, porque "The X-Files" es una serie en ese universo, ¿verdad?

Abrams: En la serie. Sí. Eso apareció en "Star Trek", también. Porque los Beastie Boys hacen una referencia a "Trek" en una de sus canciones...

Lindelof: En "Intergalactic".

Abrams: Sí. Y usamos "Sabotage". Así que alguien se preguntaba si había una grieta en el espacio-tiempo. Tienes razón, en ambas cosas. Lo de "The X-Files" fue cosa del director, y escribió eso otro... es un guiño.

Kurtzman: Tu confusión es la respuesta.

Lindelof: Pero me encantan esas cosas. Me gusta volver a ser un fan. Es como, en "Lost", tenemos esta brújula que Locke da a Alpert, y Alpert a Locke, y esa es la evidencia de un círculo en el viaje en el tiempo. Y la gente piensa sobre ello y les vuelve locos. Como, "¿dónde está la brújula? ¿Cómo puede existir?".

Así que os vuelve locos pensar si "The X-Files", como serie, existe en el universo "Fringe".

Lindelof: No me vuelve loco. Pienso que es fascinante.

Abrams: ¿No puedes pensar más que en eso?

Lindelof: No, hay más cosas en las que pienso...

Orci: Las primeras palabras de su hijo fueron "X" y "Files".

Lindelof: Estaba intentando comprender.

Orci: Realmente es una táctica que usa el gobierno. Filtran cosas que quieren hacer a los medios, las hacen poner como historias, como entretenimiento, así que cuando realmente lo hacen, la gente piensa, "Oh, como en esa película".

Lindelof: La cosas sobre nuestras series, que me encanta, es que piden interactividad, porque no te ponen las cosas fáciles. Dicen, "¿Qué crees que ocurrió?". Como, al final de la premiere de "Fringe", ves a Charlie tirando a Charlie Desnudo al horno, y dices, "Vañe, ¿qué ha pasado aquí?". En Law & Order, tienes a dos tíos delante de un cadáver diciendo, "Esto es lo que pasó". Creo que lo que hace funcionar a estas series, aquello de lo que otras series serializadas y mitologizadas tenían miedo... era que intentaban explicarlo y hacerlo mitológico. La mejor versión de eso es, "Vale, Locke está en silla de ruedas. ¿Qué creéis que pasó?". La gente no quiere que le expliques las cosas. Pero tienes que caminar en la línea entre lo atrapante y lo confuso. De eso es de lo que hablamos Carlton y yo, más que de otra cosa.

Kurtzman: Pero hay que dar lo suficiente, sin embargo, para ser capaz de hacer lo que estás diciendo.

Abrams: Es lo más difícil de hacer bien. Y, Damon y Carlton, no creo que nadie lo haya hecho mejor que vosotros.

Bryan Burk: Espera... no grabes esto. "Heroes" lo hace mejor. (Risas)

Si esa ambigüedad es lo que creéis que hace que estas series funcionen, ¿por qué creéis que mucha gente critica a "Lost" por no explicar cosas? ¿Os frustra que la gente diga que está frustrada?

Burk: Yo puedo hablar de "Fringe". Si la gente está frustrada, es por nosotros, no por ellos. Ese es el desafío, hacerlo accesible perpetuamente. No tienes que entender nada, o participar necesariamente en la mitología, pero no quieres frustrarte viendo la serie.

Orci: Pero tienes que tomarte esas respuestas como un grano de sal. Como cuando la gente dice, "¡Oh, odio a ese villano! ¡No puedo ni mirarle! ¡Es un cabrón! ¡No quiero volver a verle!". Bueno, de eso se trata.

Lindelof: La pendiente más peligrosa,en la que nunca quieres estar, es cuando la gente cuestiona a tus personajes. Si dicen, "No entiendo por qué ese hace eso, o se porta así"... siempre puedes seguir con la mitología, pero si la gente pierde el contacto con los personajes, estás completamente jodido.

Orci: Totalmente de acuerdo.

Lindelof: Creo que Carlton articula esto mucho mejor que yo, pero nuestro sentimiento global es que la gente habla de la mitología de nuestras series, pero eso no es realmente por lo que los ven. Los dramas médicos tienen pacientes, los dramas de abogados tienen clientes, y nosotros nuestra mitología. La mitología proporciona la historia. Los personajes son la razón por la que la gente lo ve.

Cuse: El mayor modelo para nosotros no fue en verdad otra serie, fue el libro de Stephen King "The Stand", que es exactamente lo mismo a grandes rascos. Es una novela de más de mil páginas que tiene una enorme idea en concepto, que básicamente todas las personas del mundo son arrasadas por la supergripe. Pero lo que sostiene las mil páginas son las historias de esos personajes que sobreviven. No la explicación de la mitología, sino que te ves enganchado a las vidas de esa gente. Y hace un trabajo increíble en presentártelos y mostrarte cómo se cruzan en las vidas de los otros. Y eso se convirtió en el modelo para nosotros en "Lost". El misterio esencial no era el humo negro. Era, "¿Quién es esa gente?". Nadie corre por todos lados diciendo, "¿Cómo ocurrió esta gripe? ¿Cómo la revertimos?". Es sólo una enfermedad.

Lindelof: Y más importante, la mitología, aparte de "Cómo empezó la gripe", es que está este tío llamado Randall Flagg, que es una fuerza del mal, y está esa adorable anciana que vive en las afueras de Nebraska llamada Madre Abagail, quien es una fuerza del bien, pero no se explica de donde vienen, si se conocen, si sabían que eso iba a pasar, por qué agregan gente a esa gran batalla... y ni te lo preguntas. Simplemente es el ambiente de la historia.

Eso es verdad. King nunca responde realmente esas preguntas.

Lindelof: Esa es la belleza de la televisión sobre las películas o los libros. Si Stephen King hubiese publicado "The Stand" capítulo a capítulo, y tuvieses una semana para digerir cada uno y hablarlo con tus amigos, esas preguntas hubiesen surgido. La gente estaría diciendo, "¿pero de dónde coño salió Randall Flagg?". Y cuando haces una serie de televisión, sólo das a la audiencia 42 minutos cada vez.

Es ese intercambio del que hemos estado hablando. Preparas un conjunto diferente de expectaciones cuando una serie se promociona ella misma como un misterio en evolución.

Lindelof: Yo veo dos tipos de series. Procedimentales, y series de Joss Whedon y JJ. "Felicity", en mi opinión, estaba altamente serializada. Habían bromas interanas que no intentaban tener ningún sentido para la gente que acababa de empezar a verla. Era como si rechazases a la gente que se atrevía a aparecer en la temporada 3.

Abrams: ¡No teníamos con qué seguir! No había literalmente motor para esa serie. Llegamos al episodio 3 y estábamos como, "¿Qué cojones hacemos?".

Orci: ¿No nació "Alias" por ese mismo problema? Porque tú estabas como, "Desearía que Felicity fuese una espía".

Abrams: Sí. Estaba frustrado por la falta de malos. Necesitaba un villano. Uno que no fuese las "malas notas". Sería algo diferente, de hacerse ahora.

Burk: ¿Crees que podrías hacer "Felicity" ahora?

Abrams: Sí. Sería diferente.

Burk: ¿Y seguiría en la WB, es decir, ahora la CW?

Abrams: Probablemente.

Burk: ¿Como un simple drama de personajes? Porque incluso esos programas de la CW son como, sobrenaturales ahora.

Cuse: Felicity podría hacer sido un vampiro.

Abrams: No lloraría tanto como solía.

Orci: Lloraría sangre.

Cuse: Eso resolvería un montón de cosas, si fuese un vampiro.

Abrams: Lo haría. Sería genial.

Orci: ¿Deberíamos proponer eso mañana?

Lindelof: Siempre dijiste, cuando estábamos escribiendo el piloto de "Lost", que en "Felicity", podrías haberla convertido en una espía en cualquier momento de laserie, ya que en el piloto respondía a una llamada, y ella está como, "La reina no está lista para moverse fuera del tablero", y cuelga. Y no tendrías que hacer nada por dos temporadas, pero entonces estarías como, "Oh, eso era lo que era". Así que estábamos como, "Metamos todo lo que podamos de ese tipo de cosas en el piloto de "Lost"".

Burk: ¡Oso polar!

Abrams: Esa fue mi cosa favorita del piloto. Nuestra broma era que "saltamos el tiburón" al final del primer acto del piloto.

Orci: ¿Cuál era el final del primer acto? ¿El humo negro?

Abrams: Sí.

Lindelof: No lo ves, sólo lo escuchas.

Abrams: Llegamos hasta así, y entonces dijimos a la audiencia, "Vais a ver una serie donde pasan locuras. No preguntes. Sigue adelante". Y pensamos que eso nos daría licencia para hacer lo que fuese. Pero la gente seguía pensando que era un dinosaurio.

Mi esposa era una de esas personas. Creo que se rindió en algún momento, pero por mucho tiempo, estuvo esperando una explicación científica, realista, para todo lo que ocurría en "Lost".

Cuse: En cierto punto, tienes que dar un paso atrás y pensar, "¿En serio? ¿Nadie puede encontrar la isla, con toda la tecnología en telecomunicaciones que existe?". Desde el momento en que están fuera del radar y nadie aparece, tienes que empezar a preguntarte, "¿Dónde está exactamente esa isla?".

Burk: Eso es por lo que es divertido cuando la gente dice cosas como, "¿Por qué Hurley no adelgaza?". ¿En serio? ¿Hay un jodido monstruo de humo negro dando vueltas por la isla, y te preguntas por qué Hurley no pierde peso?

Lindelof: Pero te hace entender por qué algunas personas van a misa cada domingo, y otros son ateos. Mucha gente necesita que "Lost" tenga una explicación científica para todo, y eso es por lo que nuestra audiencia es ahora lo que es, porque la gente que necesitaba una explicación para todo dejó de verla. Es como, "Vale, la serie ha demostrado que mi teoría era incorrecta". Esto es otra broma que enmascara nuestro terror. Estamos haciendo la última temporada ahora, y es cuando tendrás tus respuestas. Y no vamos a esperar hasta el último episodio, las respuestas empiezan casi nada más entrar. Pero en muchos mkodos, la narración este año es decir a la gente que estaban equivocados. Llevan 5 años haciendo teorías. Cuando una serie como esta llega a cierto punto y de repente la cancelan, la genre se lleva sus teorías con ellos a la tumba. Con nosotros es básicamente, "no, te equivocas". Y mucha gente puede haber tenido razón. ¿Quién sabe?

Orci: Seguís haciendo lo de, "Es todo un sueño del perro", ¿verdad?

Lindelof: Sí.

Burk: Todo es el purgatorio.

Cuse: Está todo en la mente del perro.

Lindelof: No es un sueño. Eso es ridículo.



PARTE 1

GQ se reunió con J.J. Abrams [co-creador / productor / director, "Lost", "Fringe" y "Alias"; director / co-escritor / productor ejecutivo, "Star Trek"], Roberto Orci [guionista / productor, Alias; co-creador / productor, "Fringe"; productor / co-escritor, "Star Trek"], Alex Kurtzman [guionista / productor, "Alias"; co-creador y productor, "Fringe"; co-escritor / productor, "Star Trek"], Bryan Burk [co-productor, "Alias"; productor, "Lost" / "Fringe" / "Star Trek"], Damon Lindelof [co-creador / productor, "Lost"] y Carlton Cuse [creador, "Nash Bridges"; productor, "Lost"] para hablar con estos gurús del "frikismo" sobre sus proyectos, de mitología contra serialización, del estado de la televisión actual, y de los inicios de esas dos geniales series que son "Lost" y "Fringe". Tras el salto, la extensa e interesantísima entrevista.

J.J., ¿hay algo que hayas aprendido de la experiencia en "Lost" que te llevaste a "Fringe"?

Roberto Orci : Que necesitábamos a Damon y Carlton.

JJ Abrams : Y no estaban disponibles. No, mi implicación con "Lost" realmente terminó durante la primera temporada. Y entonces, mucho de lo que aprendí de "Lost" es lo mismo que aprendió la gente viéndolo, que es cómo eran los grandes personajes e historia. Creo que el trabajo que Damon y Carlton hacen en esa serie es obviamente un listón muy alto para la televisión, y la ambición. En términos de esta serie, es muy diferente al resto. Cada serie es diferente. Es fácil, en retrospectiva, hacer comparaciones, pero cuando estás dentro, cuando estás trabajando en algo, incluso si es con la misma gente, es súbitamente un nuevo reto de pesadilla. Y luchas lo mejor que puedes para hacer tu trabajo, y es especialmente difícil cuando estás haciendo un show con mitología que también aspira a ser una serie de episodios autoconclusivos. "Lost" tuvo mucha suerte en conseguir grandes audiencias muy pronto. Así que la cadena aceptó la mitología, y la serie nunca se disculpó por ello. "Fringe", de inicio, dijo, "Hey, es una serie de episodios autoconclusivos, y cada semana tendrás tu propio misterio separado". Pero los fans que vuelven a ver la serie, son la gente a la que típicamente les gusta la mitología. Así que hay una extraña dinámica que aíun no he aprendido, desde "Alias" pasando por "Lost" hasta "Fringe", cómo resolver necesariamente.

Cómo complacer a esas dos audiencias simultáneamente, quieres decir.

Abrams: Sí. Este grupo tuvo que lidiar con eso en "Star Trek". ¿Cómo podemos hacer algo que es completamente original, mientras hacemos algo que es enteramente reverente a lo que ha venido antes? ¿Y cómo haces para que una serie que tiene una historia cerrada semana a semana aún cuente una historia global más grande? Es difícil complacer ambos bandos todo el tiempo. Puede hacerse en unas instancias, y en otras fallamos miserablemente. Pero es definitivamente uno de los desafíos a los que nos enfrentamos haciendo la serie.

¿Siempre fue esa tu intención, que "Fringe" fuese una serie de caso por capítulo que no dependiese tanto de que la gente siguiese la mitología a lo largo de un arco por temporada como hace "Lost"?

Alex Kurtzman: Sí.

Orci: Siempre pensamos que sería ambos. Que tendríamos una pequeña pista por episodios, pero entonces cada pocos episodios, puedes tener un episodio de gran serialización mitológica. Pero en general, intentamos encontrar el balance correcto.

Kurtzman: Lo cual es un desafío, porque creo que nuestros instintos colectivos tienden hacia la serialización.

Orci: De ver "Lost", aprendí sobre los personajes. Que los personajes son la clave. El más pequeño momento de un personaje puede ser una revelación gigante para un espectador.

Damon Lindelof: Mirando desde fuera, como fan, como alguien que no ha tenido nada que ver con el desarrollo de "Fringe", sentí que el piloto claramente ejemplificaba ambos tipos de serie. Y la parte que fue más atractiva para mí fue la mitológica, gracias a Nina Sharp y al misterioso y elusivo William Bell. Hay un momento en el piloto donde Walter mira al ojo de Peter, y me pregunto, "¿De qué iba todo eso?". El problema con las series de misterios semanales es que al final de cada episodio todo se borra, y eso no es televisión atractiva para mí.

Orci: Coincido en eso.

Bryan Burk: En "Fringe" nos veo referenciando a "Alias" más a menudo que a "Lost", en el sentido de que era una serie serializada, y entonces a mitad de la serie comenzamos a dejar de hacer los episodios autoconclusivos.

Abrams: Bien, la ABC insistió en ello.

Burk: Sí. Y fue difícil llegar allí. Particularmente cuando es una serie tan serializada. Así que desde el principio, la idea era, si es posible, cómo podemos hacerlo, cómo podemos servir a dos audiencias diferentes, aquellos que solo aparecen en algún episodio, y hacer lo que amamos, que es la mitología.

Kurtzman [a Carlton Cuse]: Damon y tú ambos habéis trabajado en series que fueron procedimentales. ¿Sentís que eso puede ser tan satisfactorio narrativamente?

Carlton Cuse: Creo que se puede mezclar ambas cosas. Mucha gente aprecia la satisfacción que da ver un caso resuelto cada semana. Hay cierta artificialidad en ello, pero también está esa cualidad de cumplimiento de deseos - un cadáver aparece al principio, y al final sabes quién lo hizo. El puzzle está resuelto. Creo que esas series - yo hice "Nash Bridges" durante seis años, y esa serie tenía un poco de mitología de personajes en marcha, pero era un caso a la semana. Y hay cierta satisfacción en hacer eso. Y obviamente la audiencia puede engancharse en cualquier momento a ese tipo de serie.

Lindelof: Hay una diferencia entre serialización y mitología, sin embargo. Grey's Anatomy está fuertemente serializada, en términos de las relaciones personales - quién se acuesta con quién, quién se enfada con quién, quién ha sido despedido. Y tienes que ver cada episodio para entender la profundidad.

Abrams: Pero nunca hay una impactante historia detrás de los pacientes...

Lindelof: Sí. Eso es diferente de la mitología, donde no estás enteramente seguro de lo que está pasando al menos que tengas un conocimiento insular. "Nash" era como eso, cuando llegó la exta temporada, teníamos tramas, pero habían tramas de toda la temporada, basadas en relaciones de personajes, que estaban construidas sobre cosas preexistentes. Ya sabes, habían dos personajes que tenían una relación, y habían roto. El tema de los personajes, tienes que tener eso. Excepto en Law & Order, donde es como en Tom & Jerry—la semana anterior nunca ocurrió.

Kurtzman: Creo que habla de por qué nos engancha la serialización. Porque el misterio es una forma de narración que nos intriga más como espectadores, y misterio es sinónimo de no obtener rápidamente la respuesta. Es sinónimo de una larga exploración dispersa. Así que quizá la diferencia entre la narración del género y la procedural es de lo que hablamos. Sin embargo creo que "Fringe" es un intento de hacer ambos.

Orci: Odio la serialización. Y os diré por qué la próxima semana. (Todos ríen).

Burk: También pienso que por cómo es ahora la televisión, es posible ver programas serializados en DVD, lo que no podias hacer hace 20 años, y menos hace 30. Hay espectadores leales que lo ven cada semana, pero también puedes esperar y verlo todo como una sola pieza, y seguir así el hilo de lo que está pasando en televisión. Cuando empezamos "Lost", hacer televisión serializada era inaceptable. Ninguna de las series que eran serializadas funcionaba. Recuerdo vivamente decir a la cadena que habría episodios autoconclusivos. Los episodios serían serializados, pero también autoconclusivos.

Lindelof: Mentimos.

Burk: No fue posible.

Cuse: Sí, la llegada del cambio tecnológico básicamente ha permitido que las series serializadas renazcan en la televisión. No se podía vender una serie tan serializada, porque ellos dicen que si alguien se pierde uno o dos episodios, no lo verán más. Pero ahora con Hulu y la disponibilidad de los episodios en las webs de las cadenas y en DVD, se ha vuelto exitoso. Y esos DVDs se han convertido en grandes fuentes de beneficios para ese tipo de series.

¿Así que sentís que es más fácil, cinco años después de la premiere de "Lost", vender un programa altamente serializado? La tecnología ha hecho mucho más fácil que la gente se una a una serie ya en progreso, pero las series aún tienen que sobrevivir lo suficiente en televisión para llenar una emisión en DVD.

Orci: Las cadenas no quieren nada serializado.

Lindelof: Sí, "serializado" sigue siendo una fea palabra.

Abrams: Literalmente. Estaba recientemente en una reunión de la cadena, y alguien mencionó que la serie de la que hablábamos sería de episodios autoconclusivos, y hubo aplausos en la sala. Literalmente. No quieren series en las que la gente tenga que invertir ese tiempo, o hacer ese compromiso.

Burk: Se venden mejor fuera, si no son así. Pueden emitirlos en cualquier orden.

Kurtzman: ¿Cuáles fueron las estadísticas que leímos?

Orci: El 43% de todas las estadísticas son inventadas en el momento.

Kurtzman: Que un espectador medio ve 3 de cada 22 episodios de una serie. Solía ser algo así como 1 de 4. No puedes hacer narración serializada con esos números.

Orci: Puedes tener serialización de personajes, creo que estamos diciendo, pero no de tramas.

Lindelof: Pero todos los programas del top 10 están serializadas. Incluyendo los realitys. No hay nada más serializado que American Idol. Puedes ver una gala de Idol sin saber nada y entenderlo, pero para apreciarlo realmente, tienes que construir una relación con esa gente durante toda la temporada.

Burk: ¿Las del top 10 están serializadas?

Lindelof: Sí. "Desperate Housewives", "Grey's Anatomy" — "House" es probablemente la más autoconclusiva de las 10. Pero, ¿véis "House"? Se ha convertido en altamente serializada a nivel de personajes. No puedo seguir "House" más que el misterio médico. Vi la premiere y fue como, "¿Qué está haciendo en un psiquiátrico?".

Cuse: Pero eso, creo, está en una categoría diferente. Puedes serializar los dramas de personajes, pero si aún tienes un caso autoconclusivo cada semana, se sigue viendo la serie como accesible.B

Abrams: Pero series como "Desperate Housewives", o "Grey's Anatomy", son como culebrones. Puedes perderte un número X de episodios, pero puedes ponerte a verlo y aún enterarte de quién se está tirando a quién.

Lindelof: Esa es la diferencia entre serialización y mitología. Sin embargo "Desperate Housewives", al menos el año pasado, que me puse a verla de nuevo, ha vuelto a abrazar una columna vertebral mitológica. En su primera temporada, estaba tenía mucha mitología.

Abrams: El piloto era altamente mitológico...

Lindelof: Hubo una temporada completa con una trama de un misterioso asesinato. Y han empezado a hacer eso de nuevo, y creo que la gente lo acepta.

Una vez quedó claro que iba a haber algún tipo de mitología en "Fringe", ¿hubo presión de la cadena para que se diesen las respuestas más rápido de lo que lo habríais hecho?

Kurtzman: Sí, por supuesto. La hubo.

Orci: Sí y no. Creo que estaban confusos sobre ello.

Abrams: No quieren mitología, pero cuando tienes un personaje recurrente y misterioso como The Observer, quieren hacerlo algo muy importante. Quieren hacerlo, pero no quieren, al mismo tiempo.

Kurtzman: Creo que la historia central debe ser el misterio de la semana. Tiene que presentarse en el teaser y resolverse en el último acto. Pero hay cosas como el Observer que no se hacen así. Como habéis estado diciendo, con todas esas series siempre hay una historia más profunda de esos personajes, y eso sigue ahi para siempre, siendo el elemento serializado del programa.

"Fringe" se ha asentado ahora, pero como espectador, parecía que os llevó tiempo figuraros qué tipo de serie iba a ser. ¿Dónde creéis que fue el punto de inflexión, cuando la visión de la serie estuvo más enfocada?

Kurtzman: Me pregunto si tenemos diferentes respuestas a esa pregunta.

Abrams: Creo que fue en el episodio 7, "In Which We Meet Mr. Jones". Ese episodio, para mí, era uno que te hacía sentir, "Oh, así que hay un malo. Hay una historia". Había un personaje que parecía ser alguien que podría darnos respuestas, y tenía esa conexión con Olivia. Y entonces de repente se teletransporta fuera de la cárcel. Incluso el nombre del episodio, que creo que fue el productor Jeff Pinkner quien lo puso, hacía sentir que era como un nuevo comienzo en el que la serie se ponía en el camino que necesitaba.

Kurtzman: ¿Sabes qué era divertido de eso, sin embargo? Ese era el episodio en que sentimos que volvíamos al patrón de "Alias", en cierto modo. Ese era el tipo de cosa que hubiésemos hecho en "Alias".

Lindelof: Bien, no estaba algo tipo Sloane, en "Fringe", hasta entonces. Había conflicto que mostrar, en la división Fringe, pero siempre tenías que traerlo de fuera. Así como un tío del FBI llega a molestar, o lo que sea. Pero entre Broyles, Walter, Peter, Olivia y Astrid, todos se llevan bien. Al tener a Sloane en "Alias" desde el primer segundo, ya tenías un antagonismo construído internamente.

Kurtzman: Eso es cierto.

Lindelof: No quiero hacer que esto sea sobre "Lost", pero nosotros introdujimos Ben Linus a mitad de la segunda temporada, y ahora no puedo imaginar la serie sin él.

Cuse: Estábamos luchando, porque no teníamos una fuerza antagónica. No era la enésima iteración de una serie policíaca, o de abogados, o de médicos, y eso era una verdadera lucha, desde el principio de la serie, cada semana, preguntarnos cuál era la fuerza antagónica.

Abrams: Eso es por lo que creo que vuestro instinto os hizo traer a los Others tan pronto...

Lindelof: Ese fue siempre el tema... ¿cuándo les traeremos a la historia?

Cuse: Y entonces una vez metimos a Benjamin Linus y lo establecimos como el líder, eso ayudó a dar un empujón a las cosas hacia algo más veloz. Porque eramos como una especie de desastre natural semanal en ese punto. Es divertido, porque las cadenas siempre hacen escribir sinopsis de posibles historias, y tratan de hacerte cambiar las cosas, y eso es un ejercicio completamente ridículo. El único modo de encontrar una serie es hacerla. Y con suerte, en algún momento durante la perimera temporada, descubrirás qué es dicha serie. Pero es un proceso de ensayo y error. Haces ciertas cosas y funcionan, y haces otras que no. Tienes que tratar a la serie orgánicamente, y en cierto modo la serie te dirá qué funciona y qué no, y eventualmente te dirás, "Vale, esto es lo que necesitamos para hacer un episodio". Así que ahora tenemos un paradigma para los episodios de "Lost". Sabemos cuáles son los elementos que hay que mezclar para ese cóctel que es un episodio de "Lost".

Lindelof: Es como decirle a una embarazada, "Así que vas a tener una niña... ¿te gustaría apuntarla a fútbol o a ballet?" Y dice, "No sé, para ser sincera, el ballet suena bien, me gusta", pero aún no ha tenido el bebé. Hasta que no se conozca al niño, no se pueden hacer planes. Es de manual. Pero se hace todo el tiempo. Mi historia favorita es que los tíos que hacen "24" tuvieron básicamente que hacer este mismo ejercicio. Porque "24" es una premisa que todo el mundo creía que no funcionaría ni en un millón de años, yo incluido. Es como... ¿cómo vas a hacer una serie en tiempo real? Y el piloto te promete que alguien intenta asesinara este candidato a la presidencia, David Palmer, y Jack Bauer, Keifer Sutherland, tiene que detener el atentado, y el plan que presentaron a la cadena es, en el episodio 24, detiene el atentado. Y se pusieron a escribirlo, y entonces se dieron cuenta de que al ser una serie en tiempo real, tendrían que cambiar todo lo que tenían plaenado. Así que el atentado contra Palmer es detenido en el episodio 5 o 6. ¡Y tuvieron que completar el resto! Porque sólo tenían un cuarto de la temporada. Eso es por lo que la cosa de los Other es tan interesante. Porque el primer día en que Bryan, JJ, Jeff Pinkner, Jesse Alexander y yo mismo estábamos ahí, hablando de "Lost", JJ sugirió la escotilla. Dijo, "encuentran una escotilla". Hablamos sobre los Others. Hablamos de Rousseau. Hablamos de todo eso, en la primera reunión. Es como cuando eres entrenador de fútbol y tienes todas estas jugadas, pero no sabes cuando usarlas. Es como, "Vale, ¿cuándo es el momento correcto? ¿Cuándo deben encontrar la escotilla? ¿Cuando tenemos que introducir a los Others? ¿Y cómo lo hacemos?". Así que la cosa es, Ethan comienza a rondar a Claire, y te das cuenta de que no iba en el avión. ¿De dónde viene? Pero eso es todo lo que obtienes en la primera temporada. No es hasta el final de la segunda, o a mitad de ella, que empiezas a ver las caras de esa gente indígena.

Burk: Recuerdo a Damon haciendo ese borrador de lo que serían algunos episodios. Y recuerdo que la palabra "submarino" estaba. Y yo estaba como, "¿Va a aparecer un submarino?". Y lo hizo, sólo que no en las dos primeras temporadas. Pero estaban esas ideas locas que iban saliendo.

Lindelof: Y es bueno guardarlas, también. A veces. Porque estas como, "dejémoslo para más tarde". Como ahora mismo, David Goyer está hablando sobre "Flash Forward", y está diciendo, "Todo el mundo ve seis meses en el futuro, y en la finale de la temporada, en mayo, llegaremos al día de esa visión". Y yo estaba como, "¡No quieres prometer eso antes de empezar con la serie!". Porque uno puede cambiar de idea. No le digas a la gente lo que vas a hacer, porque no te interesa, si en el episodio 8, de repente decides comprimir el esquema de tiempos, ¿qué haces después?

¿Estás diciendo que su finale podría ser muy tarde para jugar esa carta, o muy pronto?

Lindelof: Bien, ¿quién dice que van a llegar a mayo? Quiero decir, ya sabes... es como la serie "The Nine". Eran todos estos rehenes en un atraco a un banco. Y prometieron que al final de la temporada revelarían el misterio. ¡La cancelaron tras 7 episodios! Bien, se tomaron su tiempo, pero no importa. Tuvimos una gran oportunidad, nos pusimos en una buena posición. Estábamos escribiendo el epiusodio 7 de "Lost" cuando se estrenó. Y fue entonces cuando estábamos en mitad de la lucha creativa más intensa con la cadena. Era sobre cómo de raro podría llegar a ser el show. Porque Claire fue a ver a un vidente, y el vidente dijo, ya sabes, "Sube a ese avión", y la implicación era que el vidente sabía que ese avión iba a estrellarse. Y también ese fue el episodio en el que presentamos a Ethan. Así que se pusieron como locos. Y entonces, se estrenó la serie, y pudimos hacerles tragar sus palabras.

Burk: Yo estaba en la sala de doblaje haciendo... ¿cuál era el primer episodio de Sayid, el 6?

Lindelof: 9. "Solitary." 8 y 9, los estábamos haciendo al mismo tiempo.

Burk: Estaba en la sala de mezclas, acabando eso. Y como estaba en el guión, al final del episodio, Sayid camina por la jungla, y comienza a escuchar susurros. Y son las siete. Tengo que acabar la mezcla en una hora. Y recibo una llamada de la cadena. "Bajo ninguna circunstancia queremos escuchar esos susurros".

Lindelof: Y tendrías a Naveen Andrews en pantalla mirando a todos lados, aterrado

Burk: …y sin ninguna razón! Y yo les dije, "Tíos, va a haber viento, va a haber otras cosas, pero aquí está la cosa. Si no se oyen los susurros, habrá un actor mirando alrededor y pareciendo loco por nunguna razón". Pero eso fue todo. Ellos estaban nervioso por cómo de lejos podríamos llevar eso que parecía ciencia ficción.

Es divertido, porque cosas como los susurros en la selva parecen una nimiedad comparado con lo que ha pasado desde entonces.

Burk: Cierto.

Cuse: Tienes que marcar tu territorio centímetro a centímetro.

Burk: Y en defensa de la cadena, hubieron montones de series de ciencia ficción antes, y fracasaron, por diferentes razones. Así que estaban obviamente nerviosos sobre en qué íbamos a convertir esto.

Abrams: E íbamos a matar a Jack, en el piloto. Y nos dijeron "No matéis a Jack". Así que nos dieron buenos consejos.



Gracias a Llegaron para quedarse