20 de noviembre de 2009

ENTREVISTA A DAMON LINDELOF PARA IGN

¿Responderá esta temporada nuestras preguntas? Porque, ya sabes, tenemos muchas.

Estamos presentando lo que sería nuestra mejor versión de la serie, y va a haber algunos elementos muy conclusivos esta temporada. Pero al mismo tiempo, no sería "Lost" si no estableciese algunos puntos de debate para los fans.

¿Lindelof se conecta para ver las teorías que hay a lo largo y ancho de la red?

Puedes volverte loco si te adentras en el mundo de las teorías de la gente y cómo de cerca están de lo que estamos haciendo. Pero creo que hay una especie de recompensa cuando pones un huevo de pascua, y alguien dice 'Espera, acabo de encontrar esto, y creo que significa esto'. Te relajas en tu silla y dices, 'Gracias a Dios'. Porque no hay nada peor que esconder un huevo de pascua y que nadie lo encuentre. [Continúa tras el salto].






¿Algo sobre la temporada final de la serie y ese final que hemos esperado tan pacientemente?

Cada temporada trae sus propios retos. Obviamente el año pasado era, ¿cómo hacer los viajes en el tiempo de un modo nuevo e inventivo sin confundir a la gente o ser demasiado raro? Siento que una de las cosas sobre las que más hablamos los guionistas es no hacer la cosa de resolver misterios que no son realmente misterios. No quieres desmitificar la serie. Hay una parte de "Lost" que esperamos que con el paso de los años la gente siga discutiendo y debatiendo sus teorías.

¿Los productores están muy implicados en el contenido suplementario en la web de este año?

Este años estamos centrados en la nave nodriza, la propia serie. Y la idea de hacer estas pequeñas aventuras por internet era algo más aplicable a pasadas temporadas.

¿Qué hay sobre los rumores de la vuelta de personajes que han muerto en la serie?

Obviamente en la finale del año pasado planteamos la posibilidad de cambiar el flujo de la propia historia. Así que eso podría significar que los personajes muertos podrían no estar técnicamente muertos si murieron en la isla.

Gracias a Llegaron para quedarse