27 de mayo de 2008

VIDEOENTREVISTA A JOSH HOLLOWAY

Videoentrevista a Josh Holloway concedida por USA Today




HOLLYWOOD - Cuatro temporadas ayudando a sus amigos a sobrevivir en la misteriosa Isla de Perdidos han ablandado a James 'Sawyer' Ford, un antiguo timador que últimamente ha sido visto acunando al bebé de Claire.

A medida que la serie se acerca a su season finale de dos horas, las emociones crecen mientras Sawyer y compañía se enfrentan a una serie de acontecimientos que cambian el juego. "Es más o menos violento", dice Holloway. "Hay una cuenta de muertos que sigue creciendo. Y hay un momento en que se debe tomar una decisión trascendental".




Los flashforwards nos han mostrado que Jack, Kate, Hurley, Sayid, Sun y Aaron (los llamados 6 de Oceanic) escapan de la Isla. El destino de los demás es desconocido. ¿Por qué Sawyer escogería semejante incertidumbre? "Él se da cuenta de que tiene que hacer algunos sacrificios", avanza el actor mientras fuma un cigarrillo. "Y creo que está preocupado por volver a la sociedad. Ha tenido una evolución en la Isla. Ha tenido que enfrentarse a sus demonios y ha crecido lo suficiente como para saber que no está de acuerdo consigo mismo. En lugar de destruir vidas, ha salvado algunas. Cuida de la gente... y se ha enamorado". Esos sentimientos profundos por Kate entran en juego cuando se presenta la oportunidad de perderla para siempre. "Esa es una parte importantísima de la finale de la que no puedo hablar", admite.

Como su personaje, Holloway ha experimentado su propia evolución. Estar alejado de Los Angeles estos últimos 4 años le ha dado la oportunidad para aclarar su cabeza de inseguridades que "realmente comían" su alma. Pero ahora se ha adaptado a un cómodo punto de paz, respeto por uno mismo y confianza, lecciones de vida que espera pasar a un hijo.

Cuando Holloway se casó con Yessica Kumala en Hawaii en octubre de 2004 (justo cuando la serie empezaba a coger fuerza), decidieron que su deseo de ser libres para explorar el mundo no permitía tener niños. Ahora, después de pasar mucho tiempo viajando, Holloway dice: "hemos cambiado de opinión... recientemente. Si estás enamorado en una relación de pareja, tener niños forma parte de ello. No sé exactamente cuándo o cómo, pero estamos muy abiertos a tener nuestros propios hijos o a adoptar".

Desde lo alto del cañón, los excursionistas toman aire viendo el signo de Hollywood y la ciudad entera. El actor es reconocido por dos estudiantes de cine que le preguntan si haría un cameo en una pequeña película que están rodando. Él no puede decir que sí, por supuesto, y educadamente explica el papel de sus agentes. "Me encantas tío,", dice uno de ellos. Holloway no les puede ayudar, pero recuerda sus años luchando por ser actor en Los Angeles antes de que Perdidos lo catapultara al estrellato.

Cuando la serie acabe en 2010, Holloway dice: "probablemente nos compraremos un pequeño hogar aquí porque el espectáculo está aquí, y quiero permanecer en ello". Pero también se pasará tiempo en su hogar en Colorado y la casa de la playa hawaiana que intentará mantener en alquiler. Actualmente está experimentando "una nueva ambición" para expresar lo que está en su interior "como artista". Sawyer empezó su carrera como modelo para grandes marcas, como Gianni Versace o Giorgio Armani. Pero después de aterrizar en Lost, le dio la espalda a ese mundo "para ser respetado como actor".

Cuatro años después, él se permite ser fotografiado como la cara de la colonia Cool Water, reemplazando al surfista Laird Hamilton. Las imágenes promocionales que muestran a Sawyer altando desde las rocas en China han aparecieron en Europa durante los dos últimos años, pero es ahora cuando está entrando en el mercado americano. Preparándose para el futuro, se está tomando en serio la compañía de producción que formó inicialmente por temas fiscales. "Tengo muchas ideas para series, desde realizar hasta escribir o dirigir", dice, claramente apasionado. Recientemente escribió dos parodias que le encantaría representar como estrella invitada en Saturday Night Live.

Además, él y Yessica están discutiendo sobre abrir un balneario. ¿Quizás ofreciendo un masaje profundo de tejidos por el propio Sawyer? "Desde luego" dice Sawyer con gran alarde, seguido de una sonrisa maléfica: "¡Vestido con un Speedo!

Fuente