28 de abril de 2008

LA CIENCIA EN PERDIDOS (PARTE 1)



En lo más profundo de su núcleo, "Perdidos" es una serie sobre ciencia y fe, y es innegable que en esta temporada la ciencia está teniendo el papel central. Mientras los supervivientes del vuelo 815 tratan de desentrañar los misterios de la isla, en un esfuerzo por salir de ella, se ven sorprendidos una y otra vez por distorsión temporal, energía electromagnética y viajes temporales de la mente, por no mecionar ese extraño monstruo de humo negro que podría o no tener base científica.

En una reveladora entrevista para Popular Mechanics, en la víspera del regreso de la serie, Damon Lindelof y Carlton Cuse insistieron en que se rompen la cabeza con bases de ciencia real tanto como lo hacen con arcos argumentales para seis años o triángulos amorosos.







Antes de que el equipo de producción en Hawaii tenga que escribir ecuaciones de física en una pizarra, ocho guionistas en Los Angeles diseccionan los detalles de cada episodio tan ávidamente como la frikisfera que hay en internet, alrededor de "Perdidos". El coordinador de guiones Greg Nations se enfrasca en investigaciones específicas, mientras que el resto de la sala de guionistas confían en un par de años de clases de física, décadas de ingeniería que han sido transmitidas, Dios sabe cómo, por el padre de Cuse... y cada una de las teorías sobre el viaje en el tiempo de toda la historia de los cómics.

Pero los libros de texto pueden quedarse en el trastero de una serie que últimamente sigue las "reglas de Jurassic Park", porque, después de todo, tiene lugar en una isla llena de criaturas que están fuera de lugar. "La ciencia debe ser correcta para que creemos una sensación de credibilidad en la historia", dice Cuse. "Pero siempre tratamos de jugar con la línea entre las dos explicaciones posibles, la científica o la mítológica y mágica, y somos intencionadamente ambiguos sobre cuál podría ser la correcta"

"Esperemos que no parezca un engaño cuando demos respuesta a esa pregunta" añade Lindelof, "porque nunca prometimos una historia que estuviese basada enteramente y cimentada en la ciencia."

Quizá el misterio más ambiguo es ese monstruo de humo asesino. Porque la nube negra errante se materializa con un sonido metálico como el de una montaña rusa, una teoría popular sugiere que se trata de miles de nanobots trabajando juntos. Lindelof, sin embargo, dice que definitivamente éste no es el caso, y que la verdadera identidad del monstruo no se revelará hasta los últimos retazos de la serie en 2010.

Pero los creadores dejaron caer que el resto de temporada girará alrededor de algunas teorías físicas muy reales -y muy grandes-: El Gran Colisionador de Hadrones, el eternamente retrasado acelerador de partículas europeo, que podría revelar información sobre el Bosón de Higgs y la Energía Oscura. Algunos físicos creen que el GCH producirá mini agujeros negros, que podrian ser capaces de abrir un portal de una dirección a otro universo, una puerta que sólo podría mantenerse abierta con una fuente de energía tan fuerte como Júpiter ...o un electroimán dentro de una isla desierta.

Michio Kaku, autor de "La física de lo imposible", cree que los creadores de Lost están usando ciencia de apertura de bordes para sentar las bases para un aguejro de gusano transversible a otro punto del espacio y del tiempo,un viaje que se entrevió en un video fuera de temporada sobre la llamada Estación Orquídea, la cual Lindelof y Cuse han prometido que será clave en los próximos episodios. "Están aumentando la energía hasta punto en el que el espacio y el tiempo comienzan a rasgarse, y la integridad empieza a romperse" dice Kaku a PM. "Cuando la integridad del espacio y el tiempo comienza a romperse, lo que consideramos imposible se vuelve posible de nuevo"

Incluso la nueva tecnología tiene sus límites. Y el equipo de "Perdidos" no ha tenido problema en modificar algunos teléfonos táctiles por satélite de nueva generación para sus necesidades, mostrando su poder superior al I-Phone, empezando al final de la pasada temporada. "Realmente no quieríamos ponernos en una posición en la que estuviesemos atados a todo lo que existe teconológicamente", dice Cuse. "Decidimos que nuestro teléfono por satélite sería una versión muy moderna, de alta tecnología." Además, añade Lindelof, están tratando con la propiedad personal de uno de los malos, alguien que puede poner un falso accidente de avión en el fondo de una fosa submarina demasiado profunda como para recuperarlo.

Una cosa es segura: "Perdidos"es el primer éxito televisivo desde Mr. Wizard que consigue hacer que la ciencia sea interesante. A través de miles de sitios web dedicados a la serie, los espectadores obsesivos analizan capturas de pantalla, debaten teorías sobre la vida en el purgatorio y juegan a juegos online intentando resolver la pregunta definitiva: ¿Qué coño es esa isla?

"Nos acojona, realmente", dice Cuse. "Nunca imaginamos que la gente quedaría tan atrapada en las intrincadas tramas hasta el grado que lo han hecho. Realmente sólo queríamos crear una serie que pensabamos que sería interesante y entretenida"

Misión cumplida.


Gracias a amenazamenor


3 comentarios:

Vertedero dijo...

Trackback desde Vertedero

Anónimo dijo...

Me encanta perdidos!

nelson dijo...

Mision cumplida Mr Cuse, pero no me gustaria esperar tanto para saber que es realmente el humo negro, ya que la teoria de los nanorobots al ser descartada me ha dejado desconcertado.